#PorUnaVidaLibreDeViolenciasMachistas -marchas de la dignidad 29-N

P1030045 P1030047 P1030052

Anuncios

Crónica de una dimisión anunciada

B3SRfbQIgAAVI4JCrónica de una dimisión anunciada

El martes 25 de noviembre de 2014 decidimos derribar a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato.

Desde la Comisión 25N del Movimiento Feminista de Madrid, habíamos lanzado una campaña de recogida de firmas para pedir la dimisión de Ana Mato por incompetente en el desempeño de su labor de prevención y erradicación de la violencia de género. La recogida de firmas comenzó en agosto de este año, después de haber convocado una concentración en apoyo a la mujer víctima de una violación múltiple en Málaga y a raíz de la indignación que nos producía la inoperancia del Ministerio a pesar de que en ese mes los asesinatos de mujeres acontecieron de manera extrema.

Decidimos entonces poner fin a la campaña el día 25 con casi 4000 firmas y entregarlas en el registro del Ministerio. Para ello convocamos a la prensa a las 12 de la mañana en la puerta. Casi 4.000 personas fuimos a decirle a la Ministra que queríamos su dimisión: 5 en persona y el resto en papel. La prensa no consideró relevante ir a cubrir nuestra acción. Pensamos que el guardia civil no nos dejaría entrar, pero no fue así:

-Buenos días, venimos a ver a la ministra.

-Está en un acto, sus DNI por favor.

Y fue así como entramos  en el acto oficial de entrega de premios por la lucha contra la violencia de género 2014. Para nosotras no había reservada ninguna menina de escayola, y, sin embargo, le llevábamos un premio a la ministra: las 4.000 firmas en una carpeta fucsia.

Aguantamos el discurso con la heroicidad que nos caracteriza y al finalizar el acto, nos dirigimos hacia el escenario con cierta estupefacción también por el público, los premios y el descoordinado discurso.

-Señora ministra, venimos a entregarle 4.000 firmas…

-Ah, muchas gracias (coge la carpeta fucsia).

-Son 4.000 firmas, Ministra…para que dimita.

-De acuerdo.

-Señora Ministra, queremos hacernos una foto con usted.20141125_130034

-Sí, claro, subid.

Y así fue cómo 4 activistas feministas subieron al escenario del salón de actos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad mientras la quinta les hacía la foto con la Ministra.

Conteniendo la carcajada salimos acto seguido del Ministerio, dejando en manos de la Ministra la carpeta fucsia con las 4.000 firmas pidiendo su dimisión. Y es que nunca antes 5 activistas habían llegado tan lejos sin quitarse la camiseta y de forma totalmente improvisada, pero sintiendo la responsabilidad de hacer valer la queja de tanta gente por la incompetencia de una miembra del gobierno.

Desde el bar La Vega nos pusimos a lanzar los twitts para que el mundo supiera que la entrega se había realizado exitosamente, y a wasapear la foto con la Ministra; y, en cuestión de segundos, los medios, ahora sí, se interesaban por nuestra acción: “Ana Mato recibe 4.000 firmas que piden su dimisión”, titula el Diagonal tan solo 15 minutos después; 

“Ana Mato se fotografía con los colectivos que piden su dimisión”, dice eldiario.es un minuto más tarde; “Integrantes de movimientos feministas entregan 4.000 firmas a Mato reclamando su dimisión”, pudimos leer en público.es

Twitter ardía con #MinistraDimisión y algunas pensaban que la foto era un fake. Nosotras disfrutamos el momento con excitación y después de un rato nos dispersamos con el regusto que da la transgresión.

Al día siguiente la Ministra dimitió. No nos lo podíamos creer. Sí, de acuerdo, fue la Gürtel, pero habiendo tantos casos de corrupción, quizá,  la pésima gestión política de Ana Mato  en los casos de violencia machista; la crisis del Ébola; la retirada de los fármacos contra la Hepatitis C; la complicidad en la debacle de los servicios sociales;  la racista y elitista privatización de la sanidad, tuvieron algo que ver. En cierto modo, nosotras habíamos contribuido con nuestra efectiva campaña, pues la última foto de la Ministra en un evento público fue recogiendo nuestra petición. 

Agradéceselo a una feminista.

Comisión 25N del Movimiento Feminista de Madrid.